Translate

domingo, 24 de diciembre de 2017

Feliz Navidad a todos.

Para muchas personas, el día de hoy es un cumpleaños, el cumpleaños de una persona excepcional
que resultó ser hijo de dios, y que, para variar de los terribles y temibles dioses que regían
con puño de hierro, predicaba algo tan fácil y a la vez tan difícil como era el amor.
Para otros, conveniencia o casualidad, les coincidió con el solsticio de invierno, su fiesta milenaria,
y terminaron por adoptarla... Y así, año tras año, y siglo tras siglo, para todos ellos y para muchos más,
se transformó en una fiesta en la que celebrar la familia, la unión, y el amor.
No son pocos los que odian estas fiestas porque les evoca demasiado a sus desaparecidos seres
queridos. A estos últimos es difícil darles consuelo, pero quizá el único posible sería recordarles que
disfruten de los seres queridos que sí están con ellos hoy, que nadie está aquí para siempre,
y quién sabe cuántos podremos faltar el próximo año.


Para mi, la Navidad es un símbolo, una representación de lo que deberíamos ser todo el año,
nos esforzamos por querer un poco más a los demás, a los que son fáciles de amar,
pero también a los que no lo son tanto. Intentamos ser nuestro mejor yo posible, y gustarnos más
a nosotros mismos. Ser así todo el año, o al menos todo el tiempo posible, debería ser nuestro objetivo,
pero mientras tanto, demos hoy lo mejor de cada uno de nosotros, y amemos a los demás como nos
gusta que nos quieran a nosotros.


A todos los que leeis esto, os deseo desde el corazón, una muy Feliz Navidad.


Juan Carlos.

3 comentarios:

Aurelia La Xata dijo...

pues sí, al fin y al cabo las tradiciones deben cambiar al ritmo que cambian los tiempos. Ahora debería ser mas que religioso una excusa o el momento para pasar en familia, para hacer e sacrificio de vovler a ver esos tios que en todo el año no se ven. Juntarse con los hermano, con los sobrinos y con amigos que parecen familia. HAy que aprovechar la oportunidad y modificar las fiestas en lo positivo! felices fiestas!

Mami C. dijo...

Precisamente ayer en misa escuché algo que, de algún modo,tiene que ver con lo que dices. Ese niño que nació en Belén estuvo durante 30 años de "vida oculta", haciendo el bien cada día, una vida normal y sencilla. Y es una pena que la solidaridad de estas fechas (donde se colabora más con organizaciones), el amor fraterno, donde vemos y pensamos o hablamos más con la familia y amigos.... se quede solo en estas fechas.
Feliz navidad y un abrazo! Feliz 2018

Padrestresado dijo...

Aurelia, Pues sí, el aspecto religioso es el principal motivo, pero no por eso hay que menospreciar otros, siempre que sean positivos.
Gracias por comentar!!
J.C.

Mami C. Si tan solo tratásemos a los demás como nos gusta que nos traten, ¡Como cambiaría el mundo!
Un abrazo y gracias por comentar.
J.C.