Translate

jueves, 3 de marzo de 2016

¡Felicidades!

Pues así empiezo el post, felicitándome a mi mismo, cumpliendo con ese convencionalismo social de felicitar por haber cumplido un ciclo, como si eso por si mismo supusiese algo, sabemos que no, pero si nos felicitamos únicamente con los grandes logros...nos felicitaremos muy poco.
Un cumpleaños, un aniversario, dependiendo si es de un nacimiento o un evento, en este caso lo segundo, hace 5 años empecé a escribir este blog, y me doy mi palmadita en la espalda, no porque haya conseguido nada, que tampoco pretendía, sino por lo que este blog me ha supuesto a mi. No voy a mentir, no lo empecé porque quería darle algo al mundo... o alguna grandeza por el estilo, lo empecé por mi, porque estaba en una época de estrés máximo, y necesitaba sacármelo de dentro, me di cuenta de que contar las cosas me relajaba, y que además, a muchos hasta les hacia gracia...extraña condición humana, y por eso comencé a ponerlo por escrito. Pero de pronto te dan animo personas que no conoces, gente que empatiza contigo, que te dan palmadas en la espalda, y ya no eres tu mismo el que te las da. Personas que te conocen poco, y te acaban apreciando gracias al blog, y supongo que lo contrario. Personas que, a veces, tienen de mi una consideración  mucho mas alta que yo mismo. Este blog ha sido una especie de conciencia, y como tal, no me he guardado nada, o casi nada, y eso también lo he notado, en 5 años y 100 posts, no he tenido ni un solo de los famosos "haters" (saldrá alguno ahora) y eso reconforta, y todo eso unido, forma el motivo por el que me felicité hoy, aunque mas que felicitarme, para ser sincero, debería dar las gracias, ya que he recibido mucho mas de lo que he dado.

Gracias, un millón de gracias.

Aunque también se me abrió una puerta a algo que no me había planteado en serio, escribir, contar historias siempre me ha fascinado, ya fuesen comics hechos con mas corazón que calidad, cortometrajes (lo mismo) o algún torpe guión para el mismo. Pero cuando de verdad he empezado a dar rienda suelta a contar historias, esas, mas buenas o mas malas, que no paran de ocurrirseme desde que tengo uso de razón, ha sido desde que empecé este blog. Los primeros posts parecen una conversación de un adolescente por Whatsapp, muchos ;-) y ja jas, pero poco a poco, y cumpliendo con la norma que dicen los escritores (aplicable a todo en la vida) que a escribir se aprende escribiendo, he ido mejorando (un poco solo) y ahora, al menos, me cuesta menos expresar con palabras todo lo que fluye de mi cabeza, y esto es algo que, indudablemente, también se lo debo a este blog y a todos los que lo seguís, por eso y por mucho mas, resuelvo que mas que felicitarme a mi mismo, la única palabra que debo decir es GRACIAS.

Su amigo y vecino
El padrestresado.