Translate

viernes, 10 de mayo de 2013

Viernes revival


A raiz de un comentario en un post bastante antiguo, hace unos días estuve releyendo entradas viejas del blog, uno ya lleva un temporadita, y van ya mas de 200. Me sorprendió que hay muchas que ni siquiera recordaba, van siendo eclipsadas por las  nuevas, lo nuevo siempre le quita protagonismo a lo viejo, la vida es así.
Entonces pensé que se merecian una nueva vida, y que, aunque hay lectores que leen este blog desde el principio (mil gracias) muchos, son mas recientes, y puede que no las hayan leido. Así que, ni corto ni perezoso, las he seleccionado y remasterizado, que las he corregido, vaya, y me propongo ir colgando una cada viernes, es lo que he pasado a denominar, ta chan, ta chan! Viernes revival!!  (sin cachondeito!) y durara hasta que se me acaben los post molones, o hasta que se me olvide, lo que pase antes.
Esta primera se llamo:

Sueños Raros

Todos tenemos sueños raros, es mas, yo creo, que casi nunca tenemos sueños normales, el subconsciente es juguetón y traicionero, y además, no juega con las mismas reglas que nosotros, él va a lo suyo, y despliega una amplia panoplia de situaciones estrafalarias e irreales, pero que, de alguna manera, están ahí y conscientemente no podemos, no queremos, o no nos atrevemos a contar. Por el mismo motivo los olvidamos rápidamente, a los pocos segundos de despertarnos, se desvanecen como si nunca hubiesen estado, muchas veces son hiper raros y disparatados y nos viene bien olvidarlos, pero otras veces, soñamos cosas fantásticas y maravillosas, que durante unos minutos nos han parecido completamente reales,  que nos encantarían atesorar, y que, en el mejor de los casos, se quedan almacenadas en la mente, difuminadas como una vieja película en blanco y negro que vimos hace años.
Todos tenemos sueños raros, pero, en el caso de los niños es todavía mejor, ya que, si su realidad puede ser totalmente distorsionada (¿o quizá la distorsionada es la nuestra?) sus fantasía alcanzan ya límites Kafkianos.
Hace no mucho, estaba charlando con Marco, que al igual que sus hermanos, cuando ve fotos de su madre y yo, de la época en la que vivíamos en Londres, se enfada y no entiende porque él no estaba, se lo explicamos muchas veces pero aun no entiende que había vida antes de que él naciera, y una mañana nos comento que había soñado con cuando estábamos en Londres, y que él lo había visto, yo le pregunte que si él estaba allí con nosotros, y contestó que no, claro, aún estaba en  la barriga de mami (faltaban 12 años para eso!) pero se asomo por el ombligo y lo vio todo!!!...como si fuese una mirilla de una puerta !!
Hace también unos días, Lucas nos habló de un sueño que había tenido, aún mas estrafalario, había soñado con el día de nuestra boda, (otro enfado porque ellos no estaban!!) y en el momento de darnos el beso, ellos salían de la barriga de su madre, haciendo la aparición estelar, al tiempo que todo el mundo se deshacía en aplausos!!(eso pasaría 9 años despues, en el hospital, y creo que no hubieron palmas!!)...solo imaginármelo, me da escalofríos, pero él estaba super contento, por fin había estado en nuestra boda.

jueves, 9 de mayo de 2013

Las 5 normas del expatriado

Hace no muchos años, la mayoría de los españoles teníamos claro que, emigrar era algo duro, algo que nuestros padres y abuelos hicieron, cuando no tuvieron mas remedio, no por gusto, no por conocer mundo ni aprender idiomas, sino, simplemente,  por poder sobrevivir, unos volvieron, y otros no, pero todos (o casi) tenían en común lo anteriormente dicho, se fueron por necesidad.
Pero en los últimos tiempos, y creo que muy propiciada por una serie de programas televisivos, la idea de buscarse la vida fuera de tu país se ha convertido en otra cosa, en una especie de búsqueda del Dorado, en una aventura, o en una gran experiencia, y quizá para muchas personas ha sido todo eso, quizá  pero esas personas son una minoría, y al contrario de lo que decía en mi anterior entrada, ¿que pasa con la mayoría?
La mayoría, bajo la enorme presión de una sociedad que le hizo creer que pertenecía al primer mundo, y que ahora le golpea en la cara con la escritura de su crédito hipotecario, alimentado con innumerables e impagables facturas acumuladas, decide que ha llegado la hora de ir a buscar ese preciado El Dorado, otros lo han encontrado,¡ lo hemos visto en televisión! ¿porqué nosotros no?
Si tienes grandes cualificaciones, del tipo ingeniero o medico con varios masters, y además hablas varios idiomas, los problemas se reducen considerablemente hasta casi desaparecer, pero si eres un trabajador medio, o de baja calificación, los problemas suben...regla de tres inversa.
He seleccionado unas reglas básicas, fácilmente debatibles o desarticulables, pero mías.
He aquí que:
1-Hay que elegir bien el sitio al que se va, dependerá de varios factores, los principales, el idioma que se habla en el país de destino, y si lo hablamos nosotros, también hay que tener en cuenta la dificultad de adquirir un permiso de trabajo, y por ultimo y no menos importante, la proximidad geográfica  y si se piensa ir por un tiempo, o para siempre, Ej. si te vas a Australia por un tiempo, es factible, pero si es definitivo, sabes que la ruptura con tu entorno (si hablamos de España, claro) es inevitable. Por el contrario, un país europeo, te permite" mantener el contacto con los tuyos". También depende del afecto que le tengas a "los tuyos" claro.

2-El idioma, es fundamental, y determinara el éxito de tu aventura, en muchos casos se pueden aprender antes de ir, caso del ingles o el alemán, en otros, como el danés o el swahili, es mas complicado, y tendrás que aprenderlo en el sitio de destino, lo que te lleva a otro punto, si no hablas el idioma local, al menos que seas un trabajador super preparado,  algo que ellos demanden, o tengas un enchufe importante (esto funciona en todas partes, aquí lo llaman Network) te queda empezar de 0, y digo desde abajo, en esos trabajos que veías hacer a los inmigrantes en tu país, y que tu no querías hacer por nada, eso y peor.

3- Hay que intentar centrar la búsqueda de empleo en algo concreto, uno cree que tiene mas posibilidades si lo abarca todo, y busca "de cualquier cosa" hay que llevar la mente abierta, pero al tiempo, estar centrado.

4- Tener un plan, es muy fácil, todos hemos planeado algo, primero haré esto, después esto, y al final aquello otro, y todos sabemos que los planes no funcionan casi nunca, por lo que:

5-Tener un plan B, será muy diferente dependiendo de cada uno, pero te da seguridad saber que lo tienes.


Hay infinidad de factores a tener en cuenta, tantos como posibilidades, otro a tener en cuenta, es por ejemplo, la tasa de desempleo, pero teniendo en cuenta, que se refiere a los no foráneos,  que hablan el idioma, la tasa de desempleo de extranjeros que no hablan el idioma, no existe, pero es muy, muy superior,  haced el calculo.
Mucha fuerza  a todo el que se anime, y suerte al que no.

Un saludo, su amigo y vecino.
Padrestresado (actualmente desestresado)









lunes, 6 de mayo de 2013

¿Adaptarse o morir?

En 1903, el joven William Harley, junto a su amigo Arthur Davidson, consiguió, con éxito, adaptar un motor de explosión al chasis de una bicicleta, era un paso mas en el imparable progreso. De eso hacen ya, 110 años.

Ya lo sabemos, pero está bien recordarlo; no todo  es para todos, esta afirmación, por si sola, parece vacía   y hasta un poco absurda, pero la aclaro. No es solo cuestión de gustos, sino que lo que produce placer a algunos, quizá es sufrimiento para otros, por ejemplo, las tartas de chocolate, ¿ están muy ricas verdad? y solo pensar en ellas, a la mayoría se nos dibuja una sonrisa, pero ¿y la minoría  esa parte que he excluido expresamente al decir " a la mayoría , pues esa minoría existe, y no le gusta la tarta de chocolate, quizá le gusta de fresa, o turrón, o quizá no le gusta el dulce, y la cambia encantado por una manzana. Los cruceros son un placer infinito, relax total,¿no? (digo yo, nunca he hecho uno) pues hay quien se marea y las pasa canutas...

En el tiempo que llevo aquí, he intentado adaptarme, en la medida de lo posible, voy a clases de danes, y voy adelantando mis horarios de comida, poco a poco, (no puedo cenar a las 5, a las 9 estoy muerto de hambre!) no cruzo con los semáforos en rojo, y pongo mi separador detrás de mi compra en la caja del supermercado.
Supongo que los vikingos, a los niños,  poco después de empezar a  andar, los suben en una bici, y le dan una palmada en el culo, como Rock Hudson en "Gigante", son vikingos, son así, pero un pobre servidor es Fenicio, y no se crió yendo al cole en bici, ni a la mili, ni a ninguno de sus trabajos.
Y una cosa es pasear en bici por el paseo marítimo un día de verano, y otra muy distinta usarla a diario como medio de transporte, es lento, cansado, y peligroso (ya, lo digo yo, que uso moto a diario)
Toda esta parrafada tiene como objeto decir, que la bici no es para mi, que menos mal que he puesto al dia una bici vieja, y no me he comprado una nueva...es inútil que se me enumeren sus infinitas ventajas, no me compensa.
Esta tarde iba yo esforzadamente pedaleando, y preocupado en por donde iba a tirar en el próximo cruce,  cuando han pasado un grupo de moteros con sus Harley Davidson ronroneando, he pensado: Eso SI es para mi.
He dicho.