Translate

jueves, 26 de enero de 2012

Mama, estoy malo!

Quien no ha dicho esta frase mas de una vez, unas veces por no ir a clase (ya podemos confesarlo, somos mayores) aunque la mayoría de las veces era  porque notábamos que algo no iba bien, estábamos extrañamente cansados, nos dolía la garganta, y la cabeza se empezaba a recalentar mas de lo normal...El resultado lógico era unos días en la cama abrigaditos, sin oblación de nada y con nuestra madre y padre a nuestra entera posposición cual dictador de republica bananera. tengo fresco el recuerdo de estar metido en cama, recién bañado con mi pijama y sabanas limpias, me traían la comida a la cama, mi padre cuando volvía del trabajo me había comprado el ultimo numero de Mortadelo o Spiderman y además me subían a mi cuarto la tele "portátil" (portátil porque tenia un asa y una antena telescópica arriba) Blanco y negro que normalmente estaba en la cocina...!un gustazo vaya!
Cuando ahora escucho: "Papaaa, estoy malooo!)... ya no me mola tanto, ahora me toca en la parte "menos buena" de la balanza, y si además, como en estos últimos días, Yo también me pongo malo, y además mama también se pone mala...el asunto se complica sensiblemente, ya no solo nadie me hace ni puñetero caso si me encuentro mal...sino que además me tengo que levantar yo  (y mami también eh, como va surgiendo)
.
Levantarte a las 7, con 4 grados, y preparar  4 niños para el colegio, y uno que se queda en casa malo, cuando estas griposo, no es algo nada recomendable, de verdad, no te pone nada de buen humor ni aunque vayas tarareando la musiquilla del mago de Oz.