Translate

viernes, 10 de noviembre de 2017

Quizá sea un ingenuo, pero, ¿Y si fuésemos capaces?

¿Seremos capaces algún día de dejar atrás nuestras viejas malas costumbres?
¿Seremos capaces alguna vez de superar nuestros complejos?
¿Seremos capaces en algún momento de remar hacia el mismo sitio?
¿Seremos capaces alguna vez de no poner más etiquetas a las personas?
¿Seremos capaces alguna vez de no obligar a nadie a creer en lo que nosotros creemos, ni reírnos de lo que crea otro?
¿Seremos capaces de amar a los que se aman sin juzgar que sexo tienen?
¿Seremos capaces algún día de entender que un buen médico o un buen maestro vale mil veces más que el mejor futbolista?
¿Seremos capaces de elegir un medio de comunicación al azar, y saber que la información será objetiva?
¿Seremos capaces de entender que el mundo lo hacen los que se arriesgan, que nada en la vida es seguro?
¿Seremos capaces alguna vez de ver a un animal como a un amigo con quién compartimos planeta, en vez de verlo como a un objeto a nuestro servicio?
¿Seremos capaces de ver lo bueno de las personas en lugar de buscar lo malo?
¿Seremos capaces alguna vez de no ensalzar a los mediocres ni de arrastrar por el fango a los más válidos para tapar nuestra propia mediocridad?

¿Seremos capaces alguna vez de quitarnos la bandera de los hombros y tapar con ella al que tenga frío?


Porque si alguna vez somos capaces de todo esto, me gustaría estar ahí para verlo, ese día seremos un gran país.
Y si no somos capaces, formemos a nuestros hijos en valores, para que ellos sean capaces de lo que nosotros no hemos sido.